¡!

Porque se acabó el quedarme sentada esperando que sucedan cosas, la vida se escapa a borbotones y hay que considerarse vivo y simplemente dejar que esas cosas sucedan sucediéndolas.

Comparto unas fotos del día que retomé la fotografía después de un parón llamémosle motivacional. Si lo hubiera sabido antes el cómo me sentiría después,  me hubiese relajado. Vaya susto pero, a pesar de todo, la fotografía volvió a mi. Un abrazo y ánimo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.